Grupo nutresa

Informe anual y de sostenibilidad 2013

Nota 17

[accordionmenu accordionmenu="1299"]

Nota 17

Impuestos, gravámenes y tasas

El pasivo por impuestos, gravámenes y tasas está compuesto principalmente por el gravamen al impuesto sobre la renta, calculado de conformidad con las regulaciones que aplican en el domicilio de la Compañía Matriz y sus subordinadas, a saber:

  • En relación con el impuesto sobre la renta, las normas colombianas establecen que:
  • A partir del 1° de enero de 2013, las rentas fiscales, se gravan a la tarifa de 25% a título de impuesto de renta y complementarios, exceptuando los contribuyentes que por expresa disposición manejen tarifas especiales.
  • A partir del año gravable 2007 se eliminó, para efectos fiscales, el sistema de ajustes integrales por inflación y se reactivó el impuesto de ganancias ocasionales para las personas jurídicas sobre el total de la ganancia ocasional gravable que obtengan los contribuyentes durante el año. La tarifa única aplicable sobre la ganancia ocasional gravable hasta el año 2012 es de 33%. El artículo 109 de la Ley 1607 de diciembre de 2012 estableció la nueva tarifa para el impuesto sobre ganancias ocasionales de las sociedades en 10%,  a partir del año gravable 2013.
  • La base para determinar el impuesto sobre la renta no puede ser inferior a 3% de su patrimonio líquido en el último día del ejercicio gravable inmediatamente anterior.
  • Las compañías en Colombia que en el año 2013 liquidan el impuesto con base en la renta presuntiva son: Grupo Nutresa S.A., Tropical Coffee Company S.A.S., Molinos Santa Marta S.A.S., Litoempaques S.A.S., La Recetta Soluciones Gastronómicas Integradas S.A.S., y Alimentos Cárnicos Zona Franca Santafé S.A.S.
  •  Las demás compañías subordinadas  lo hicieron con base en el sistema de renta ordinaria.
  • Al 31 de diciembre de 2013 las pérdidas fiscales de las compañías subordinadas en Colombia  ascienden a $8.964 millones.  De acuerdo con las normas fiscales vigentes, las pérdidas fiscales generadas a partir del año 2003 y hasta el año 2006 podrán ser compensadas, reajustadas fiscalmente,  con las rentas líquidas ordinarias de los ocho años siguientes, sin exceder anualmente 25% del valor de la pérdida, sin perjuicio de la renta presuntiva del ejercicio.  Las pérdidas originadas a partir del año gravable 2007 podrán ser compensadas, reajustadas fiscalmente, sin limitación porcentual, en cualquier tiempo, con las rentas líquidas ordinarias sin perjuicio de la renta presuntiva del ejercicio. Las pérdidas de las sociedades no serán trasladables a los socios. Las pérdidas fiscales originadas en ingresos no constitutivos de renta ni de ganancia ocasional, y en costos y deducciones que no tengan relación de causalidad con la generación de la renta gravable, en ningún caso podrán ser compensadas con las rentas líquidas del contribuyente.
  • Al 31 de diciembre de 2013,  los excesos de renta presuntiva sobre la renta ordinaria de las compañías subordinadas en Colombia pendientes por compensar, ascienden a $1.844 millones. De acuerdo con las disposiciones tributarias vigentes los excesos de renta presuntiva sobre la renta ordinaria pueden ser compensados con la renta líquida ordinaria, dentro de los cinco años siguientes, reajustados fiscalmente.
  • Desde el año gravable 2004 los contribuyentes del impuesto de renta que hubieren celebrado operaciones con vinculados del exterior, están obligados a determinar para efectos del impuesto de renta y complementarios sus ingresos ordinarios y extraordinarios, sus costos y deducciones, y sus activos y pasivos, considerando para estas operaciones los precios y márgenes de utilidad que pactarían terceros independientes (principio a valores de mercado).  A la fecha, la administración y los asesores de la Compañía y sus subordinadas aún no han concluido el estudio correspondiente al año 2013, no obstante consideran que con base en los resultados del estudio correspondiente al año 2012, no se requerirán provisiones adicionales de impuesto de renta derivados del análisis de precios por 2013, que afecten los resultados del período.

Impuesto sobre la renta para la equidad – CREE

Las disposiciones fiscales vigentes estipulan que:

  • A partir del 1° de enero de 2013, la Ley 1607 de diciembre de 2012 crea el impuesto sobre la renta para la equidad – CREE como el aporte con el que contribuyen las sociedades y personas jurídicas y asimiladas contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios en beneficio de los trabajadores, generación de empleo y la inversión social. Las entidades sin ánimo de lucro, personas naturales y sociedades declaradas como zonas francas a la tarifa de 15% no son sujetos pasivos de impuesto sobre la renta para la equidad – CREE.
  • La base para determinar el impuesto sobre la renta para la equidad – CREE no puede ser inferior a 3% de su patrimonio líquido en el último día del ejercicio gravable inmediatamente anterior.
  • El impuesto sobre la renta para la equidad – CREE, para los años 2013, 2014 y 2015 tendrá una tarifa de 9% y a partir del año gravable 2016, la tarifa de este impuesto será de 8%.
  • Según indica la Ley 1607 de diciembre de 2012, en su artículo 25, a partir del 1° de julio de 2013 están exoneradas del pago de aportes parafiscales a favor de SENA e ICBF, las personas jurídicas y asimiladas contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios, correspondientes a los trabajadores que devenguen, individualmente considerados, hasta diez (10) salarios mínimos mensuales vigentes. Esta exoneración no aplica a aquellos contribuyentes no sujetos al impuesto CREE.
  • La base gravable del impuesto sobre la renta para la equidad CREE se establecerá restando de los ingresos brutos susceptibles de incrementar el patrimonio realizados en el año gravable, las devoluciones, rebajas y descuentos y de lo así obtenido se restará lo que corresponda a los ingresos no constitutivos de renta establecidos en el Estatuto Tributario. De los ingresos netos así obtenidos, se restará el total de los costos y las deducciones aplicables a este impuesto, de conformidad con lo establecido en los artículos 107 y 108 del Estatuto Tributario. A lo anterior se le permitirá restar las rentas exentas que taxativamente fueron fijadas por el artículo 22 de la Ley 1607 de 2012.

Impuesto al patrimonio  

Mediante  la  Ley 1370 del  año 2009  se estableció  el impuesto  al patrimonio por el año 2011 a cargo de los contribuyentes del impuesto a la renta. Por lo tanto, aquellos contribuyentes con patrimonio líquido superior a $5.000 millones deben  pagar  una tarifa  de 4,8% y para patrimonios líquidos entre $3.000 millones y $5.000 millones una tarifa de 2,4%.

Mediante el Decreto de Emergencia número 4825 de diciembre de 2010 se incluyó un nuevo rango de contribuyentes obligados a este impuesto, estableciendo una tarifa de 1% para patrimonios líquidos entre $1.000 y $2.000 millones y del 1,4% para patrimonios entre $2.000 y $3.000 millones.

Por su parte el decreto mencionado estableció una sobretasa de 25% sobre este impuesto, la cual es aplicable únicamente a los contribuyentes de impuesto al patrimonio de la Ley 1370 de 2009.

El valor del impuesto incluyendo la sobretasa fue de $75.953 millones. El impuesto se causó el 1° de enero de 2011 y se paga en ocho cuotas durante cuatro años, en dos cuotas anuales.

En relación con el impuesto sobre la renta:

Las normas en México establecen:

Durante el ejercicio fiscal del 2013, la tasa de impuesto de renta de México fue de 30%; la cual se aplica sobre el resultado fiscal del ejercicio. Adicionalmente se establece la participación de los trabajadores sobre las utilidades fiscales con un porcentaje de 10%.

Las normas en Costa Rica establecen:

El impuesto sobre la renta se calcula con base real sobre la utilidad del ejercicio, con adelantos estimados durante el año. La provisión para impuestos sobre la renta llevada a resultados incluye, además del impuesto gravable sobre la renta del ejercicio, el efecto impositivo aplicable a las diferencias temporales entre las partidas contables y fiscales utilizadas para el cálculo del impuesto de renta. El valor del impuesto sobre tales diferencias se registran en una cuenta de impuesto de renta diferido. La tasa de impuesto a la renta es de 30%.

Las normas en Panamá establecen:

El impuesto sobre la renta se determina con base real sobre la utilidad del ejercicio. La tasa de impuesto a la renta es de 25%.

Las normas en Ecuador establecen:

De acuerdo con la Ley de Régimen Tributario, las sociedades constituidas en el Ecuador tienen incentivos fiscales de aplicación para las inversiones que se ejecuten en cualquier parte del territorio nacional, que consiste en la reducción progresiva de puntos porcentuales en el impuesto a la renta, están sometidas a la tarifa impositiva de 23% en el 2012 y 22% en el 2013.

Las normas en Chile establecen:

En Chile, la ley implementó sistemas separados para las “rentas de capital” y las “rentas de trabajo”. Las primeras se gravan con el Impuesto de Primera Categoría, que afecta principalmente a empresas. Este impuesto tiene una tasa fija de 20% sobre la base imponible, la cual se calcula efectuándose agregados o disminuciones ordenados por la ley. El impuesto que se pague de esta manera es imputable contra el Global Complementario, el cual grava la totalidad de los ingresos de las personas naturales residentes en el país;  o el Adicional, que grava las rentas de fuente chilena, de personas naturales y jurídicas que residen fuera del país, según sea el caso.

El saldo de impuestos, gravámenes y tasas al 31 de diciembre comprendía

NC_024

El movimiento de la cuenta de impuestos sobre la renta, durante el año, comprendió lo siguiente:

NC_025